27 septiembre 2006

"Se ha juntado el hambre con las ganas de comer."

¿Y? Por razones que no vienen al caso me dió por pensar en esta frase... normalmente la uso para indicar que se han juntado dos cosas de una forma muy pertinente, que han encajado en el lugar y momento adecuados... pero si piensas en ella unos segundos te das cuenta de que si juntas hambre y ganas de comer, lo único que obtienes es mucha más hambre... ¿no?
Yo que sé... sería más acertado decir que se ha juntado el hambre y una comilona... veo más acertada esa frase cuando su sentido fuese como la de 'llover sobre mojado'.
Va y resulta que la uso fatal, y que el sentido que le doy es totalmente incorrecto... resulta que es más una coincidencia de aficiones, que una necesidad junto a su satisfacción.
Cada vez estoy peor... perdonen que no me levante...

1 comentario:

Mandibula Afilada dijo...

Como dice mi padre( y ya lo decía mi bisabuelo): Hambre que espera comer, no es hambre.