11 septiembre 2007

Golf de secano

Otro gran hallazgo de verano. Estamos a mitad de agosto, no diremos que con un tórrido calor, porque este verano ha sido bastante benévolo, pero vamos, que frío no hacía.
Visitamos a unos amigos de Santo Domingo de Moya, un pueblecito de Cuenca ubicado entre tres provincias (Valencia, Teruel y Cuenca)... de pronto, a los pies del gran castillo que domina toda la zona vemos unos todoterrenos aparcados y gente con un extraño atuendo...

y lo que parecían ser... ¿carros de golf?... pues sí, eran carros de golf. Tuve que fotografiarlo para que nadie me tomara por loco, pero ahí, en medio de una era rodeada de rastrojos, unos aficionados (a fe que debían serlo) mataban el gusanillo echándose unos hoyos...
Ciertamente sorprendente...

2 comentarios:

Mandibula Afilada dijo...

Para que luego digan los comunistas, verdes y gente que no "desea lo mejor" para esta nuestra comodidad autonómica, que los campos de golf consumen más agua que un campo de agricultura...

bang dijo...

Te has dejado eso de a 'la gente normal' lo que le gusta es jugar al golf...